Hoy vemos la última parte de los 3 pilares para la vitalidad. En los días anteriores vimos la importancia de la limpieza y la nutrición y ahora toca ver como esto se distribuye y expande adecuadamente en nuestro cuerpo. Esta parte es especialmente bonita para mi, me recuerda que la fase de distribuir es esencial para que todo proceso y mecanismo pueda operar óptimamente.

dia 14 desafío

La expansión y la distribución en el cuerpo tiene todo que ver con el movimiento, con el intercambio, con la comunicación. Distribuir es como cuando se escribe un periodico y es momento de llevarlo a todos los quioscos para que la gente pueda ver las últimas noticias. En el cuerpo existen ciertas claves esenciales que permiten que la distribución y la expansión se produzcan.

El problema de no distribuir

Una de las razones por las cuales este tema se empezó a investigar es debido a que muchas personas que llevaban estilos de vida aparentemente saludables seguían padeciendo todo tipo de dolencias y malestares corporales a pesar de estar haciendo ejercicio, consumiendo agua y más. La sensación de cansancio, de tirantez muscular, de sequedad, incluso de signos prematuros de envejecimiento tenían todo que ver con esa inhabilidad acumulada en el cuerpo de producir una adecuada distribución. No mucha gente fuera del circuito especializado sabe de la existencia de la fascia. Probablemente porque fue considerada desde siempre como un tejido corporal casi sin importancia, una tela que cubría a modo de protección los principales órganos y secciones del cuerpo. Efectivamente la fascia es un tejido, como una tela traslucida que se haya distribuida por todo el cuerpo y que tras mucho tiempo de desconocimiento se descubrió que es la principal responsable de la distribución de fluidos en el cuerpo. Ahora, la fascia tiene una serie de características un poco “mágicas” o que a mi más bien me parecen como super poderes ;), como por ejemplo que si tu estimulas unas sola zona de fascia (pongamos las manos), todo el tejido interconectado reacciona favorablemente. Esto es esencialmente por que la fascia es el tejido que une todo en nuestro cuerpo. Impresionante, la verdad y muy hermoso. Algo asi como el alma mater que une todo. Ahora, cuando la fascia no recibe el estimulo correcto, ya sea por el tipo de vida que llevamos (largas horas de asiento, movimientos repetitivos, ejercicios pautados, falta de estiramiento, mala alimentación o escasa ingestión de líquidos) comienza a afectar la totalidad del cuerpo produciendo una sensación de dolor crónico (muy tenue en muchos casos) que puede o no ir agravandose formando otras dolencias consideradas ya a estas altura -no se muy bien porqué-, como “normales”: cansancio crónico, fatiga muscular, la ya mencionada tirantez, dolores, etc.

3 Formas de mantener la fascia saludable

Una de las primeras referencias que tuve sobre el tema fue con un libro llamado Método Melt, creado por una entrenadora de Estados Unidos que explicaba de manera extraordinariamente simple y precisa no solo el funcionamiento de la fascia si no también el como solucionar los problemas relacionados con ella para aumentar y mejorar de manera significativa la calidad de vida (es muy recomendable que las personas con fibromialgia investiguen este tema).

Las 3 claves principales para el correcto funcionamiento del tejido conectivo del cuerpo son:

Hidratación: Una de las principales causas del dolor crónico del cuerpo, la inapropiada distribución de nutrientes y otros problemas derivados, es la escasa administración de líquidos que le damos a nuestro cuerpo. La clave es tomar al menos 8 vasos diarios de agua (no bebidas, no tes, no cafes. Agua pura sin ningún adherente) que deben ser tomados ojalá en tragos cortos. Esto es importante porque no sirve de mucho que te tomes 4 vasos de golpe en la mañana y luego otros cuatro en otro momento del día. Para que el cuerpo pueda absorber adecuadamente los líquidos necesita hacerlo gradualmente. Ahora, la hidratación también tiene que ver con el segundo de los puntos, pero este lo abordaremos desde otro lugar.

Estimulación apropiada: La fascia responde, como decía, de una manera bastante mágica. Si damos una correcta estimulación en una parte del cuerpo, el sistema completo se ve beneficiado. Así puedes sentir una molestia en la pierna, estimular las manos y recibir la sensación de bienestar casi de inmediato en todo el cuerpo. En el libro del Método Melt se dan instrucciones para abordar con sencillos ejercicios de no más de 5 minutos todo tipo de dolencias y mantener la fascia en óptimas condiciones. Lo he probado y funciona. Te dejaré un video que puede parecer un poco comercial, pero donde se explican claramente dos ejercicios esenciales para la mantención de la fascia. El único tema es que están en inglés. Aún así, creo que si sigues lo que hace Sue Hitzmann, no es necesario que entiendas todo lo que dice. Por favor prueba especialmente el ejercicio de las manos porque ya con eso puedes notar la diferencia. Aún si no lo notas, por favor pruébalo. Para facilitar los ejercicios necesitas una pelota de goma de uno 7 a 10 cm de diámetro. Yo he usado toda la vida una pelota de esas de goma que venden en los supermercados. Luego hay unas bolas más pequeñas que puedes conseguir en las tiendas de mascotas. Para el roller que se describe puedes usar un mat de yoga enrollado o un tubo de espuma que sea suficientemente grueso.

Aquí los enlaces de los videos:

 

Respiración y oxigenación: Aquí es esencial que aprendamos a respirar adecuadamente y que sepamos eliminar y producir el intercambio necesario para que nuestro cuerpo reciba la oxigenación apropiada. Para una serie de ejercicios de respiración te refiero a la siguiente entrada para que pongas en práctica las técnicas que te ayudarán (practica especialmente respiración de fuego y respiración alternada por las fosas nasales).

Si puedes integrar estos conceptos y solo estos conceptos, vas a sentir una diferencia notable en tu calidad de vida, no puedo explicarte cuanto. A mi me emociona un poco la manera en que nuestro cuerpo y en verdad todo nos habla de lo importante que es mantener la conexión, distribución e intercambio, tanto internamente como externamente. Si lo piensas así, todo en la realidad nos exclama y reclama sobre la importancia de mantenernos conectados y con una comunicación amorosa y equitativa. Así por qué no dárselo también a nuestro cuerpo.

Para resumir te recuerdo que los tres elementos fundamentales del proceso de distribución y expansión son la hidratación, la estimulación correcta de la fascia y la adecuada respiración y oxigenación.

Te invito a que me cuentes un poco de tus experiencias con estos tres elemnentos y como siempre si tienes alguna duda por favor déjala en los comentarios. También recuerda compartir para que más personas puedan aprovechar esta información. Abrazos.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Únete a esta hermosa comunidad de Buscadores de Sentido

Y recibe correos de inspiración profunda para ir encontrando tu voz, rumbo y lugar verdadero en el mundo

You have Successfully Subscribed!