La salud tiene la forma de la energía, estamos tan acostumbrados a estar cansadas/os que creemos que es normal vivir sin energía, sin impulso, sin entusiasmo. Es por eso que hoy te daré las claves para que inicies un plan para energizarte, es decir optimizar tu cuerpo de manera que te sientas realmente bien, no solo mental y emocionalmente sino también físicamente.

día 11 energízate I f

Llegas a tu casa a penas, te lesionas por hacer un mismo movimiento con la mano todo el día frente al computador, cuando te paras de la silla de tu oficina sientes la espalda adolorida y débil. Incluso si haces ejercicio sientes que tu cuerpo esta tirante, y con una sensación de sequedad interna. Prefieres subir al ascensor porque no te da la energía para andar por las escaleras. Lejos muy lejos parecen los días en que en la niñez corrías arriba y abajo por la escalera por la mucha energía que tenías. Durmiendo a saltos, sin esa sensación de total relajación al llegar la noche que alguna vez tuviste. Todas estas cosas son “normales” para una enormidad de personas en el mundo, como lo es pensar que la solución es empezar a tomar una pastilla para dormir y luego para despertar y luego para el dolor de cabeza y así.

Este resumen me parece una escena de una pelicula de ciencia ficción, estilo Brazil o 1984. También me parece el desolador esquema que se traga una enorme cantidad de la población. Por suerte con el tiempo se han ido volviendo cada vez más comunes las voces disidentes a esta manera de entender lo normal y son cada vez más accesibles los sistemas de vida realmente saludables o en realidad, verdaderamente normales. Quiero darte los primeros lineamientos de esta idea que profundizaremos otros días del desafío para que realmente integremos estos conceptos y la vida se vuelva lo que realmente debe ser: llena de energía y vitalidad, porque otra cosa, no es sino un signo de que nuestro organismo está enfermo.

Los pilares de la vitalidad y la energía.

Primero quiero aclarar que si bien puedes hacer modificaciones importantes en tu dieta y en tu estilo de vida, siempre debes hacerlo de manera gradual, respetuosamente y manteniendo un equilibrio. No se trata de volverse un fanático que nunca bajo ninguna circunstancia se da aquí y allá un placer. Solo se trata de darle prioridad y mayoría a lo que nos hace bien y no vice versa. Teniendo esto en cuenta, vamos a los pilares.

1-. Limpiar: primero siempre debemos asegurarnos de que nuestro organismo esta eliminando las toxinas adecuadamente y en este caso estamos pensando en la digestión. Es saludable que vayas al baño al menos una vez al día e idealmente dos. Si no es así, si tienes problemas de constipación debes abordarlo de inmediato. No te puedes imaginar el impacto que tiene sobre tu cuerpo, tu mente y tus emociones andar con todas esas toxinas acumuladas por no ir al baño adecuadamente. Como recomendación hazte una limpieza de colon mínimo 2 veces al año. Existen muchas alternativas para hacer una limpieza de colon, desde enemas (muy buenos son los enemas de café utilizados en la terapia Gerson), tratamientos de purgación ayurvédica, hasta los ahora muy populares colónicos. Investiga, revisa que es lo mejor para tu caso y aplica.

2-. Nutrir: La clave máxima de la nutrición es hacer que al menos el 70% de nuestra comida se alcalinizante y solo un 30% ácida. Ya está más que comprobado que las más temibles enfermedades que aquejan a nuestra sociedad, como por ejemplo el cáncer, proliferan en ambientes ácidos. Para mantener tu energía en su peak, necesitas comida viva, alcalina, nutritiva, con suficiente fibra y en las proporciones adecuadas. Aquí una lista de lo que debes ir integrando en tu dieta diaria de una manera gradual y respetando tu proceso de acostumbramiento. Ve aumentando lo saludable y disminuyendo lo insano de manera lenta para que el cambio se sienta natural.

  • Intenta eliminar o disminuir al mínimo: azúcar, sal, alimentos refinados, alcohol (especialmente destilados), carnes rojas, embutidos, café, te negro, chocolate, productos lácteos.
  • Intenta aumentar hasta llegar al 70%: Verduras verdes (lechugas, espinacas, rúcula, brocoli, berros, etc), otras verduras, te verde, aguas de hierbas, cereales integrales (carbohidratos de digestión lenta), frutas.
  •  Vaso de agua tibia en la mañana con unas gotas de limón en ayunas (excelente alcalinizante).
  • Tomar suplementos vitamínicos y clorofila de buena calidad.

3-. Distribución: Una vez que tu cuerpo ha ingerido los nutrientes correctos necesita asegurar una buena distribución de los mismos. Si tu cuerpo se encuentra deshidratado y rigido le es muy difícil cumplir esta función. Para ello hay dos cosas elementales:

  • Consume abundante agua y líquidos como los Batidos.
  • Camina a primera hora de la mañana y salta por unos 3 minutos. Esto último permite movilizar la linfa y ayudar a la buena distribución de nutrientes y eliminación de toxinas (ojo con esto si tienes algún problema en las rodillas).

Estos son los primeros conceptos para mantener e ir subiendo la energía hasta llegar a su punto óptimo. En los días que siguen investigaremos sobre este tema un poco más en profundidad y te daré algunos recursos para que puedas escoger que es lo mejor para ti y para tu organismo. Como base, siempre considera que lo más importante es que tu cuerpo esté eliminando, nutriendo y distribuyendo adecuadamente para que tu salud este funcionando como debe.

Me gustaría saber de todos los síntomas que describimos al principio haz sentido alguno y si has probado alguna técnica o método para abordarlo.

Como siempre, si esta información te ha sido de utilidad, por favor no dudes en compartirla para que otras personas se puedan beneficiar.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Únete a esta hermosa comunidad de Buscadores de Sentido

Y recibe correos de inspiración profunda para ir encontrando tu voz, rumbo y lugar verdadero en el mundo

You have Successfully Subscribed!