No mucha gente sabe que hasta el Buda se preocupaba de la economía. Si lo piensas es un poco obvio. Para una persona que vive en el mundo y que tiene una familia y responsabilidades, las finanzas son esenciales. Muchas familias se van a pique porque no saben como relacionarse con el dinero de manera saludable. Por lo tanto este es un tópico polémico para muchos y quizás por lo mismo esencial. Para que el dinero no sea tema, debemos aprender a tener unas finanzas conscientes. Vamos allá.

día 10 desafío finanzas concientes

Recuerdo cuando me encontré por primera vez con el texto en el cual el Buda hablaba sobre la distribución perfecta de las finanzas. Fue una revelación en muchos sentidos. No solo porque daba una instrucción clara de como distribuir los ingresos, sino también porque existía una enseñanza que hablaba sobre eso. Para no dejarte en suspenso, la distribución tenía cuatro partes. Una parte iba a las necesidades actuales, otra a los ancestros, otra al futuro y otra a caridad. Si me preguntas a mi, yo le creo al Buda completamente y es mi meta llegar a poder distribuir mi dinero de esta manera. Pero como a mi y mucha gente, todavía la posibilidad de hacer esta división no es posible (es promesa que les avisaré cuando lo logre :)). Por el momento las distribuciones deben someterse a la necesidad o al menos a un modelo un poco diferente.

La entrada de hoy es para hablarte de que existe un sistema buenísimo de distribución que puedes aplicar y que asegura (sí, asegura) tu prosperidad si no ahora, al menos para el futuro. El ahora, depende esencialmente de si cambias tu relación con el dinero y con la idea de la prosperidad. La verdad es que la gran mayoría de nosotros creemos de manera muy inconciente que tener prosperidad, ser rico o tener abundancia economica son todos signos de que algo esta mal en nosotros. Por ahora solo te quiero invitar a que revises si es tu caso y si es así, evalúes seriamente de donde viene esa idea y como cambiarla.

Solo una idea antes de continuar

Este tramo de la entrada es como una miradita a la cámara secreta. Aquí guardo esta idea que es un sueño y quizás la primera vez en la que hablo en público de ello. En todo este proceso de analizar el tema de las finanzas me he encontrado con que en todos los métodos, en todas las técnicas, en todos los sistemas para obtener abundancia hay un elemento que se repite sin falta. Te imaginas cual es? Pues bueno, el elemento que siempre, siempre se repite, es el servicio y el dar. Sí. Es por una parte evidente y por otra de extrañar. Todos lo tipos y tipas que han dado el gran salto a la libertad financiera tienen absolutamente claro que si no hacen algún tipo de donativo sistemático, o caridad, no hay mucho futuro. Mi idea es que esto en realidad es la clave para todo. Al menos en términos espirituales, el servicio es casi la práctica más importante que puedes realizar, especialmente en la era en la que estamos. Es mi sueño crear un sistema para establecer un puente infalible entre el servicio y la prosperidad personal, pero todavía estamos en proceso. Ya les contaré. Por lo pronto te dejo una bella charla de Suzanne Powell hablando de como vivir solo del servicio es algo completamente posible.

De vuelta

El sistema alternativo para la distribución del dinero se encuentra en un libro llamado “los secretos de la mente millonaria”. Ya se, el titulo mmm, es bueno, ya sabes. Pero tiene muchas cosas interesantes que vale la pena revisar aunque no estemos de acuerdo con todo lo que se dice. En él, el autor Harv Eker propone la siguiente distribución:

50% Necesidades básicas: aquí va todo lo que TIENES que pagar. El arriendo, las cuentas, el colegio de los niños, la universidad, etc.

10% Libertad Financiera: aquí esta el primer punto revolucionario para la gran mayoría de la gente, pero no para los que ya tienen libertad financiera. Este 10% no lo tocas nunca. Sí, nunca. Es un dinero para invertir, para hacer crecer tu fortuna neta. Es un dinero que trabaja para ti. En el mundo de las finanzas existe esta idea de que tu nunca deberías trabajar para conseguir dinero, sino que el dinero debe trabajar para ti. Y este 10% tiene exactamente esa función. La locura en la que vivimos nos hace creer que es totalmente normal cambiar nuestro tiempo por dinero, cuando lo que deberíamos hacer es generar una manera en la que lo que ganamos comience a producir suficiente para que nosotros nunca más tengamos que poner nuestro tiempo (que es lo más valioso que tenemos) al servicio de ganarnos la vida.

10% Diversión: Todo en el universo es equilibrio. En respeto de esto, debes reservar este porcentaje a algo que sea un lujo para ti. Algo que realmente te haga sentir bien, que te guste, que disfrutes. La regla es exactamente lo contrario que el de la libertad financiera. Este 10% debes gastarlo si o si. Nunca lo guardes para otra cosa. Se tiene que ir mes a mes. Es un testamento del flujo y del movimiento.

10% crecimiento personal: Esta es una parte que debe ir a que te desarrolles como persona, profesional, espiritual, mental, emocional o de la manera que sea. Es esencial que con el tiempo te vayas cultivando y vayas generando la manera de ir expandiendo tus horizontes.

10% sueño específico: Este porcentaje va a guardarse para que cumplas ese sueño que has tenido desde siempre o que te surgió hoy día. Siempre quisiste bucear en las cavernas subterráneas. Ahí va. Siempre quisiste comprarte un Camaro. Siempre quisiste ir a Disney. Siempre quisiste comprarle una casa a tu mama. Siempre quisiste aprender a tirarte por paracaídas. No importa cuan grande o pequeño, el dinero va a cumplir ese sueño. Mientras el tiempo va pasando verás como los sueños se te cumplen uno a uno. :).

10% A donación: con pena he escuchado ya a varias personas decirme que no creen en donar dinero porque han dejado de tener fe en las instituciones de caridad. Esta no es una excusa. Si no crees en una institución, pues arma una. O busca a alguien a quien darle este dinero que no sea claramente, un miembro de tu familia. La actividad de la caridad, tan apaleada en el mundo de hoy con los escándalos de corrupción, es esencial, quizás lo más importante que puedes hacer con tu dinero y con tu tiempo. Y por lo mismo esta preocupación no es del todo obsoleta. Debes preocuparte de que el dinero que donas, va a beneficiar a gente que lo necesita y no para pagar un entramado burocrático. Si necesitas buscar un beneficiado directo, hazlo. Pero no dejes de dar. No puedo dejar de enfatizar demasiado este punto.

¿Cómo adecuar el sistema a tu realidad?

Lo se. Quizás no estas en un momento de suficiente prosperidad para solo invertir un 50% de lo que ganas a tus necesidades básicas. Si es así no importa. Puedes hacer esta distribución igual. Para lograrlo lo único que tienes que hacer es asignar una cantidad mensual a la cual le aplicarás esta división sin falta. Si es mil pesos (2 dólares), entonces son mil pesos (500 a necesidad básica, 100 a libertad financiera, 100 a caridad, 100 a sueño específico, 100 a crecimiento personal, 100 diversión). Puede que te parezca ridículo, pero no lo es. Debes demostrarte a ti y al universo que tienes la capacidad de manejar de manera armónica lo que ganas para que poco a poco eso vaya creciendo. La meta es poder aplicar esta distribución a todos tus ingresos. No tienes idea del impresionante cambio que puede generar esta pequeña acción.

Quiero que le des una vuelta a este tema y que si puedes leas los textos que te dejaré para reevaluar seriamente todo este tema. De ellos, toma lo que te sirva y deja lo que no, pero no te cierres antes de darle una vuelta. Como en todo, necesitamos personas consAcientes y prósperas, que puedan poner esa prosperidad al servicio de la humanidad de la manera en que esa conciencia les diga. Tu prosperidad es parte de lo que forma la plenitud así que hazla parte de tu mapa y tu integridad como ser humano.

Espero tus comentarios sobre como te vives tú la prosperidad y como crees que puedes ayudar con ella. Si te gusta esta información no dejes de compartirla. Un abrazo y que la abundancia de amor, luz y en todas sus formas fluya siempre hacia ti. Aum Tat Sat.

Textos:

Padre Rico, Padre Pobre

Los secretos de la mente millonaria

Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Únete a esta hermosa comunidad de Buscadores de Sentido

Y recibe correos de inspiración profunda para ir encontrando tu voz, rumbo y lugar verdadero en el mundo

You have Successfully Subscribed!